Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Insólito: El jardín suspendido

El rey Renato el Bueno transmitió a Angers su gusto por los jardines y su pasión por la botánica. Deambular por los exteriores del castillo nos depara agradables sorpresas, como los jardines suspendidos de sus murallas.

El Castillo de Angers mantiene vivo el espíritu del rey Renato, gran apasionado de la botánica, que colocó algunos adornos vegetales a sus pies. Tras la reciente rehabilitación de los jardines, el castillo ha sido engalanado con diferentes jardines aquí y allá, un jardín regular, una rosaleda, una magnífica colección de hortensias, un huerto con un prado de flores medievales y, como no podía ser de otro modo, un viñedo, que era muy apreciado por el rey Renato. Esta paleta botánica cuenta con un jardín suspendido que descansa apaciblemente en las alturas de las murallas. Compuesto por arriates de formas geométricas, encontramos plantas aromáticas, medicinales y culinarias que se entremezclan en una alegre algarabía vegetal. Algunas de estas plantas, ya conocidas en la Edad Media, se encuentran representadas en el Tapiz del Apocalipsis. Los jardineros del castillo aplican los principios del desarrollo sostenible y utilizan un método de cultivo sin tratamientos químicos. Así es como han reintroducido las crisopas, enemigos naturales del pulgón que ataca con frecuencia a las viñas y a los rosales. Además, el castillo se ha convertido en un «refugio de la Liga de Protección de los Pájaros» con 14 especies que vienen a anidar aquí. Las abejas también han instalado su hogar en las colmenas reales.
Alojamientos en las inmediaciones
¿Eres más de hotel o de bed & breakfast? ¿De camping o albergue? ¿O mejor una roulotte…? Descubre todas nuestras propuestas de alojamiento en el Valle del Loira.