Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Insólito: Un castillo subterráneo

Es la mayor curiosidad del Valle del Loira: el Castillo de Brézé alberga un pueblo subterráneo excavado junto a sus inmensos fosos. Su patrimonio está abierto a los visitantes, que descubrirán los secretos del castillo conservados en la roca.

Para desvelar los secretos de la arquitectura subterránea (también llamada «troglodítica»), hay que remontarse al siglo IX, cuando los habitantes de Anjou acostumbraban a excavar sus viviendas en la roca, a modo de refugio en caso de ataque. La fortaleza subterránea de Brézé fue consolidada en el siglo XV por Gilles de Maillé-Brézé, que excavó fosos secos de 12 metros de profundidad y acondicionó las primeras salas subterráneas. Un siglo más tarde, los fosos, que entonces rodeaban por completo el castillo, se amplían hasta una profundidad de 18 metros.
Resulta impresionante recorrer los fosos, desde los cuales el castillo parece aún más monumental. 

En esa misma época se habilitan las salas subterráneas, transformadas en nobles dependencias. Se puede aún visitar la sala que servía para la cría de gusanos de seda, además de ser el mayor amasadero subterráneo de Francia. La enorme chimenea dispone de tres hornos en los que se cocían el pan y los dulces. Este extraño laberinto conduce a la sala de los lagares y los toneles, en las que antaño se elaboraba el vino. También revela un camino de ronda, antiguas caballerizas y una sorprendente cavidad llamada «Catedrales de imágenes». Aquí, en los más de 4000 m2 de paredes de las antiguas despensas señoriales, se proyecta la historia de Brezé. 
Alojamientos en las inmediaciones
¿Eres más de hotel o de bed & breakfast? ¿De camping o albergue? ¿O mejor una roulotte…? Descubre todas nuestras propuestas de alojamiento en el Valle del Loira.