Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

No te puedes perder... el castillo de Ana de Bretaña

Duquesa bretona y dos veces reina de Francia, Ana de Bretaña es el personaje más emblemático del castillo de Nantes. Su destino estuvo estrechamente ligado al del castillo, el cual simboliza, como ella, el acercamiento entre Francia y Bretaña.

Ana de Bretaña, que heredó el ducado a los once años, se vio obligada a contraer matrimonio con el rey de Francia, Carlos VIII, a los 14 años para calmar las tensiones entre Francia y Bretaña. El monarca fallecería repentinamente y ella se vería una vez más obligada a casarse con el heredero del trono, Luis XII. Esta bretona de sangre y de corazón cumplirá su papel de reina de Francia con mucha dignidad. Se decía que era una mujer inteligente, cultivada y esteta. 

De hecho, continuará las reformas emprendidas por su padre, el duque Francisco II, en el castillo. Fue ella quien mandó construir varias logias en la Torre de la Corona de Oro, prueba de su gran gusto y su constancia. 

Fallecida a los 37 años, tras haber perdido a siete de sus nueve hijos, Ana de Bretaña siguió siendo un símbolo de la unión pacífica de Bretaña y Francia. De hecho, una de las salas del museo está enteramente dedicada a ella. Aquí descubriremos su vida gracias a una animación o podremos ver una copia del relicario de oro de su corazón, pues en aquella época era costumbre enterrar separadamente del cuerpo el corazón y las entrañas de los reyes y reinas de Francia. El cuerpo de Ana de Bretaña está sepultado en la abadía de Saint-Denis, necrópolis real, mientras que su corazón fue enterrado junto a sus padres en Nantes, según su última voluntad.
Alojamientos en las inmediaciones
¿Eres más de hotel o de bed & breakfast? ¿De camping o albergue? ¿O mejor una roulotte…? Descubre todas nuestras propuestas de alojamiento en el Valle del Loira.