Lugares para bañarse

Bañarse, darse un paseo y hacer picnic… los lagos y zonas de baño naturales del Valle del Loira son ideales para disfrutar de buenos momentos en familia. A continuación, un pequeño repaso de estos fantásticos lugares en los que desconectar y echarse al sol como una lagartija.
 

Lagos, zonas de baño y bases de ocio al aire libre en el Valle del Loira


En el Valle del Loira, los lagos forman parte del paisaje natural y son la opción ideal para aquellos a los que les gusta pasear y bañarse en calma. En verano, estos espacios suelen contar con servicio de vigilancia e incluso con actividades.

Como en Nantes, la base de ocio al aire libre de Saint-Philbert-de-Grand-Lieu (en el Parc de la Boulogne) o muy cerca de Ancenis, el lago de Vioraux. Ambos sitios son un remanso de frescor, ¡tanto dentro del agua como bajo los árboles!

A las puertas de Angers, el parque de ocio del Lago de Maine ofrece unas 220 hectáreas de diversión, sobre todo acuática, ¡y es que el lago ocupa más de la mitad del parque! No muy lejos queda el Parc des Sablières, en Ecouflant. Este parque arbolado ofrece una sombra agradecida y un lago con playa (vigilada en verano) en la que plantar la sombrilla y la nevera dominguera. A dos pasos de la Mine Bleue, en Noyant-la-Gravoyère, el parque de ocio Saint-Blaise gustará especialmente a los niños.

Otro lugar arbolado en el que darse un baño o un paseo, pescar o practicar actividades náuticas es el Étang de la Vallée, en Combreux, en medio del bosque de Orleans. Y para un bañito en el río, lo ideal es ir a  la isla Bouchard: un enclave vigilado para darse un chapuzón en las aguas del Vienne. 

En Chalette-sur-Loing, se ha habilitado un lago en una antigua cantera, ahora base de ocio de Chalette-sur-Loing. Por la zona de Tours, en Château-la-Vallière, se encuentra la base de ocio del Lac Joyeux para dar una vuelta en hidropedal o ponerse en forma siguiendo un trazado deportivo.  
 

Una piscina natural


A un cuarto de hora por carretera del famoso Castillo de Chambord, la piscina natural de Grand Chambord es el lugar ideal para bañarse. ¿Por qué natural? Porque su agua, límpida, circula constantemente desde la zona de baño a la de filtración, poblada por plantas acuáticas. Este espacio acuático de 2000 m2 es apto para todo el mundo (profundidad de 20 cm – 1, 60 m), con el añadido de que se integra perfectamente en el paisaje.