Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Museos para aprender divirtiéndose

En ocasiones los niños fruncen el ceño cuando se trata de visitar un museo, pero aquí os presentamos unos cuantos que seguro que les gustan. En el programa: ¡un viaje al pasado, la elaboración del vino, cómics y prestidigitación!
 

Viajar en el tiempo con los niños


En el ecomuseo La Petite Couère, en Anjou, dad un salto al pasado adentrándoos en la reconstitución de un pueblo de 1900. Los niños podrán admirar la escuela del pueblo, las estancias de las casas e incluso la tienda. Hay incluso un parque con animales ¡visitable en trenecito!

En el Molino de Epinay, en La Chapelle-Saint-Florent, les cuentan las técnicas de antaño, como el fascinante mecanismo de los molinos y la fabricación de harina. Para poner en práctica lo aprendido, podrán participar en talleres de elaboración de pan o pizza. 

El Museo de Prehistoria de Grand-Pressigny nos transporta 30 000 años ha. Cuaderno de juegos en mano, los niños de 7-12 años se familiarizarán con la prehistoria y podrán, aquí también, participar en diferentes talleres lúdicos: alfarería, pintura, grabado…
 

¿Cómo va esto?


¿Pero cómo se obtiene el vino? Los niños encontrarán la respuesta en el Museo del Viñedo de Nantes. Con su cuaderno de juegos, sabrán para qué sirve toda esa maquinaria: alambique, sulfatadoras y ebullómetros…

Exposiciones, trucos de magia, espectáculos de payasos… el Museo del Circo y de la Ilusión, en Dampierre-en-Burly, desvela a los niños todo el universo mágico del circo. Un museo tan instructivo como divertido en el que podrán poner a prueba su talento como malabaristas…

En Artenay, el Museo del Teatro Feriante nos invita a descubrir la vida de los comediantes y los faranduleros que recorrían antiguamente los caminos de Francia y Navarra. Atrezos, trajes, accesorios…para contaros la historia del teatro itinerante.