Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Visitas de rechupete para grandes y pequeños

Caramelos, chocolate, quesos de cabra… El Valle del Loira cuenta entre sus filas incontables delicias que los niños podrán no solo probar, sino también elaborar. Descubre diferentes visitas gastronómicas para experimentar en familia.
 

Actividades y talleres de cocina con niños


Con su gorro de chef, los niños prepararán con sus propias manos irresistibles delicias de chocolate en la famosísima chocolatería Max Vauché de Bracieux, ¡que luego podrán llevarse a casa con orgullo!

En el Castillo de La Ferté Saint-Aubin, probaremos unas exquisitas magdalenas con miel. La cocinera de estos dominios nos revelará incluso los trucos de elaboración de la época a través de una demostración culinaria.

En la Granja Cabri au Lait, en Sepmes, los niños elaborarán (y degustarán) quesos de cabra y yogures ecológicos. 
 
En Rochecorbon, Grandes Caves Saint-Roch abre las puertas de sus cuevas para enseñarnos las diferentes actividades que han albergado en su interior a través de los siglos: cultivo de setas, crianza de gusanos de seda…

El Domaine de Montcy invita a niños y padres a seguir un divertido y sorprendente recorrido entre las viñas de la mano de un cuaderno de juegos: «Le Mystère de la grappe d’or» (El misterio de la uva de oro).
 

Berlingots, Niniches, Petits LU, Praslines: dulces del Valle del Loira


El Valle del Loira es todo dulzura con diferentes especialidades ¡que volverán locos a los niños! No importa en qué punto del Valle del Loira os encontréis, en todos sitios hay fantásticos dulces que harán las delicias de los más golosos: 
. Niniches de La Baule, piruletas en forma de palotes;
. Berlingots de Nantes y Rigolettes (parecidos pero blanditos por dentro);
. En Nantes también, la famosa galleta de mantequilla Petit Beurre de LU;
. Sorbetes de la Fraiseraie (en Pornic sobre todo), deliciosos helados de fresa (¡pero no solo!);
. Quernons d’Ardoise de Angers, bombones de chocolate ¡de color azul! (con caramelo crujiente, almendras y nueces);
. Caramelos de mantequilla a la sal de Guérande;
. Galettes Saint-Michel de Saint-Michel-Chef-Chef;
. Tarta Tatin, ¡un pastel que nació por equívoco!
. Nougat de Tours,  un pastel rico rico;
. Praslines de Montargis, pequeñas almendras tostadas bañadas en caramelo...

Pero si sois más bien de salado, no dejéis de probar unos «fouaces» recién salidos del horno en los restaurantes «troglodíticos» (en cuevas) de las regiones de Saumur y Touraine. Estos deliciosos panecillos blancos se rellenan con chicharrones, queso y alubias blancas «moguette». 
 
Más actividades gastronómicas
descubre también