Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Quesos del valle del Loira

Los quesos del Valle del Loira, tanto si son de vaca como si son de cabra, enarbolan con orgullo su condición de quesos franceses.  Algunos son especialmente famosos y están protegidos bajo preciadas denominaciones de origen AOP, como el queso de cabra Sainte-Maure-de-Touraine. Quesos que merece la pena descubrir y, sobre todo, ¡probar!
 

Curé Nantais, Olivet Centré... quesos de renombre


En el Valle del Loira hay quesos de los que es fácil acordarse. Como el Curé Nantais, queso curado con origen en Saint-Julien-de-Concelles, a orillas del Loira.  Este queso untuoso de leche cruda y corteza naranja, bañado en vino Muscadet, debe su nombre al cura (de ahí lo de «curé») que lo creó a finales del s. XIX.  Hoy en día es el quesero Georges Parola quien está al frente de esta quesería ubicada actualmente en Pornic, la cual sigue conservando su carácter artesanal.  

No muy lejos, en Machecoul, no dejéis de pasar por la Fromagerie Beillevaire. De la mano de Angélique, conoceréis las técnicas de fabricación y curado de numerosos quesos.  

El Olivet Cendré es otro exquisito queso de vaca del Valle del Loira.  Oriundo de la región de Orleans, este queso tiene forma de disco y debe su nombre a las cenizas de carbón («cendres» en francés) en las que se afina.  
 

Sainte-Maure-de-Touraine, Selles-sur-Cher: estrellas de los quesos de cabra


El Valle del Loira también es tierra de quesos de cabra, tanto si nos gustan frescos, como curados o cenizos.  

Destaca el Sainte-Maure-de-Touraine, un queso en forma de rulo que se reconoce fácilmente por la paja de centeno que le atraviesa de un extremo a otro.  Fabricado con leche de cabra fresca, entera y cruda, está protegido por una denominación AOP que tiene entre sus requisitos un afinado en bodega de 10 días como mínimo.

En Sainte-Maure-de-Touraine tiene hasta un museo solo para él: Les Passerelles Touraine. Y para asistir a su fabricación, Gaec Limouzin Frères, en Petit-Pressigny. 

Para acabar, otro queso de cabra bien famoso: el Selles-sur-cher. Este queso redondito ofrece una textura delicada y un ligero sabor a avellana.