Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Islas salvajes del Loira

El Loira esconde pequeñas islas secretas y desiertas, donde es posible refugiarse para disfrutar de un picnic o dar un paseo. Estos pequeños recodos naturales albergan una diversidad única y característica del Valle del Loira. Estas islas, a veces efímeras, aparecen y desaparecen con el pasar de las estaciones. Descubre estos parajes insulares, la mayoría habitados únicamente por fauna y flora.
 

De picnic en las islas del Loira


En verano siempre hay una conexión fluvial con la isla Courgain, entre Saint-Gemmes-sur-Loire y Ponts-de-Cé. Una isla salvaje y apacible: el lugar de ensueño para relajarse y disfrutar de un buen picnic.

No muy lejos de Angers, la isla Saint-Aubin aporta un toque de verdor en plena zona urbana. Se puede acceder en barco desde el «Port de l’île» para tomar algo en la terraza de la guinguette, o pasearse por el sendero de interpretación, entre prados y vacas pastando. La «Maison de l'île» os cuenta todo sobre la biodiversidad de la isla. Cabe señalar además que la isla está incluida en la zona protegida de Basses Vallées Angevines.


Descubrir los bosques aluviales de las islas del Loira


Descubre los magníficos bosques aluviales del Loira, que evolucionan a partir de los depósitos de la corriente del río. Se encuentran, sobre todo, entre el Loira y el Cheuille, en las islas de Bonny: la isla de Ousson en Chatillon-sur-Loire y la isla Bon en Beaulieu. 

La isla de la Folie, a dos pasos del Castillo de Chaumont-sur-Loire, también alberga un magnífico bosque de este tipo. Por tu cuenta o en compañía de un guía, pasea a lo largo del sendero señalizado (0,8 et 2 km) y descubre más de treinta especies de lianas y árboles (fresnos, alisos, sauces...) típicos de este entorno húmedo, inundado en invierno por las crecidas del Loira. También pueden avistarse numerosas aves, husmeando en los bancos de arena, como estérnidos, garzas y lavanderas.

Las 30 hectáreas de la isla de Bondésir ofrecen paisajes parecidos, a tan solo dos pasos del centro de Montlouis-sur-Loire.