Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Clisson y Saumur, joyas del viñedo del Valle del Loira

Patea las calles de Clisson y Saumur, ciudades en las que la viña nunca queda lejos. Las dos tienen su propio encanto: mientras que Clisson destaca por sus aires italianos, Saumur es todo un símbolo del buen vivir francés.
 

Clisson, aires italianos en el Valle del Loira


Clisson es una ciudad aparte. Destruida en las Guerras de Vendée, Clisson fue reconstruida a principios del s. XIX con la llegada de los hermanos Cacault y del escultor Frédéric Lemot. Estos, muy marcados por la cultura y la arquitectura italianas, emprendieron la reconstrucción de la ciudad en ruinas siguiendo el modelo toscano. Tejas mediterráneas, ladrillos y ventanales en arco de medio punto adornan las casas, pero también las fábricas, las tenerías y los molinos que bordean el río Sèvre Nantaise. Por encima, las ruinas del castillo velan sobre las callejuelas, que recuerdan a Italia con sus casas de teja, la iglesia, las villas o los jardincitos sombreados. 

Disfruta de la dolce vita que reina en esta ciudad. Deambula por el mercado, repleto de buenos productos regionales, que también pueden descubrirse en alguno de los fantásticos restaurantes de la ciudad, en compañía por supuesto de un Muscadet.

Por último, no dejes de vistiar el parque Garenne Lemot, a orillas del Sèvre Nantaise, para un agradable paseo entre árboles y estatuas antiguas.

Visitar Clisson
 

Saumur, ciudad epiúrea a orillas del Loira


Igual de agradable es el ambiente de Saumur, que además tiene un toque epicúreo. Podemos comprobarlo enseguida sentándonos en una de sus numerosas terrazas para disfrutar de un vino de Saumur. En Saumur también podremos familiarizarnos con los vinos del Valle del Loira en la Maison des Vins (Casa del Vino), situada en el centro. 

A nivel patrimoniol, Saumur tampoco se queda atrás con sus numerosos edificios de piedra de toba calcárea (tuffeau), que bien le han valido el nombre de «Saumur, la blanca».

Aunque su castillo sobre el Loira es el rey de la ciudad, existen muchos otros puntos de interés: el famoso Cadre Noir (sede de la escuela de equitación francesa), el casco histórico o la capilla real de Notre-Dame des Ardilliers... Tampoco quedan muy lejos las galerías subterráneas, llamadas «troglodíticas», que lo mismo acogen una cava de vino, como un hotel...

Visitar Saumur