Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Las cavas de Saumur y Touraine

Las regiones de Saumur y Touraine esconden, bajo la apariencia apacible de sus ríos y colinas, unas extrañas galerías subterráneas, las llamadas «cuevas troglodíticas». En su origen fueron excavadas en la roca con el fin de extraer la piedra tuffeau, toba calcárea utilizada para la construcción de muchos de los castillos del Loira. Ahora estas redes subterráneas han sido reconvertidas en hoteles, o se han utilizado para el cultivo de setas y la crianza de vinos, sobre todo espumosos. Estas cuevas son lugares ideales para su conservación y degustación.
 

Las galerías excavadas de la región: cavas de vino ideales


Descubre las fantásticas galerías excavadas en la roca de la región de Saumur, a lo largo del río Thouet, afluente del Loira. Estas inmensas excavaciones, llamadas «cuevas troglodíticas», fueron realizadas en su día para la obtención de tuffeau (toba calcárea). Esta piedra de color blanco fue utilizada para construir numerosos edificios en la región, incluyendo muchos de los castillos del Loira, la Abadía Real de Fontevraud o algunos pueblos, como el de Turquant.

Otra visita original: bajo tierra y dentro de un sitio troglodítico, el paseo-cata de 1 h 30 en Troglo Degusto (AOC Touraine-Chenonceaux) de la mano de sus productores entusiastas, Anne y Stéphane. Ellos os contarán como nadie la historia de los 600 m de galerías de tuffeau  que se esconden bajo el pueblo de Bourré.

Ahora son el hogar de vinos excepcionales, los cuales pueden catarse aquí. Realmente es una experiencia única. Además, cuando llega el buen tiempo, estas cavas ofrecen un frescor doble, el de sus galerías bajo tierra y el de sus vinos, ¡especialmente los de burbujas!
 

Descubrir los vinos de fines bulles en las galerías subterráneas


Aquí las burbujas (finas) son las reinas. Para descubrir los vinos de aguja de la región de Saumur y Touraine, lo ideal es acercarse hasta alguna de sus bodegas subterráneas, que os abrirán las puertas de sus cavas.

Como por ejemplo la Maison Gratien & Meyer, cuyos orígenes se remontan a finales del s. XIX, o la École du Vin de Langlois-Château, escuela de vino ideal para familiarizarse con la enología, el prensado y la fermentación. También merece la pena acercarse hasta Louis de Grenelle, donde los visitantes descubrirán, bajo la ciudad de Saumur, un antigua cantera de tuffeau, donde envejecen más de 3 millones de botellas.

Descubre también los vinos de Veuve Amiot, cuyas galerías se visitan a la luz de las velas. La Maison Ackerman presenta sus vinos de aguja bajo un prisma artístico a través de la exposición Voyage au centre de la bulle (Viaje al centro de la burbuja). 

Visitar una galería subterránea es ya de por sí un momento único, pero hacerlo en bicicleta es alcanzar las cotas máximas de la originalidad... La maison Bouvet-Ladubay ofrece 8 km de pedaleo bajo tierra. ¡Su galerías se remontan a hace más de 1000 años!

A varios minutos de Chenonceau, Caves Monmousseau puede presumir de 130 años de buen hacer en la elaboración de vinos efervescentes de fines bulles (aguja). 15 km de galerías estructurados en un circuito de visita de tres etapas: antes de empezar, disfrutad de la vista excepcional de las laderas sobre el Cher para luego adentraros, al sol de la música, en 450 m de galerías «tapizadas» de luces que ofrecen una visión inédita de los grandes castillos del Loira. Estas repasan la historia y el origen del tuffeau, toba calcárea blanca utilizada para edificar los castillos. Una vez llegados al final del trayecto, os harán partípices de los secretos del gran vino de finas burbujas que se esconde tras la reputación ancestral de Monmousseau.