Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Paseo destacado: el parque natural de Brière

La 2ª marisma más grande de Francia, después de la Camarga, se encuentra a dos pasos del Valle del Loira... El Parque Natural de Brière, al norte del Estuario del Loira, puede visitarse a pie, en bicicleta ¡y hasta en barca! ​

El Parque Natural de Brière, un lugar donde el tiempo pasa a su propio ritmo...

Se trata de un patrimonio regional está protegido desde 1970. Este paraje, al que se le conoce como "tierra negra" por sus paisajes: una turbera de casi 40 000 hectáreas, 7 islas, fauna y flora específicas, chozas... Un entorno único que solo puede encontrarse en este espacio declarado Parque Natural Regional

Tierra y agua, garzas y juncos... la marisma te está esperando

Súbete a una chalana –barca tradicional local de fondo plano– para conocer a los habitantes de esta gran extensión de agua y la naturaleza que la rodea. Un paseo ameno y diferente para grandes y pequeños.
- En Saint-Lyphard, embarca con Brière Évasion, La Faune Briéronne o Arche Briéronne para un paseo comentado por la marisma de Brière. 
- En Saint-André-des-Eaux, adéntrate en el universo de la marisma con La Loge Briéronne, Escale en Brière con Alain Lévêque o Anthony Mahé
- En Saint-Joachim, navega hasta la isla de Fédrun, con sus típicas chozas tradicionales de la mano de Valérie Aoustin-Huard.
- En Saint-Malo-de-Guersac, da un paseo junto con Christophe Boisrobert, un guía atípico, músico de swing, que te mostrará Brière de una forma original.

En medio de un entorno protegido, observa las aves...

El parque destaca por ser el principal sitio de reproducción de especies emblemáticas de la región. Una buena oportunidad para observar tranquila y discretamente a las aves que han elegido este parque como casa, o a las aves migratorias que lo han elegido como escala. Los amantes de la ornitología disfrutarán de un momento idílico a primera hora de la mañana, cuando la naturaleza se despereza, para observar al bigotudo o al aguilucho lagunero en un entorno mágico. 

Una gran diversidad de paisajes, fauna... y actividades...

Alquila una bicicleta para conocer los paisajes de Brière. El entorno es inmejorable y las temperaturas, por lo general, suaves. ¡Así es un placer pedalear! En Saint-Lyphard, no dudes en pasarte por la Oficina de Turismo de Brière o de Saint-Lyphard. En Saint-Joachim, La Chaumière Briéronne también te ayudará con lo que necesites.

Montar a caballo es otra manera original de conocer el Parque Natural de Brière. Principiantes y no principiantes, niños y no tan niños... Una manera de desplazarse o simplemente de dar un paseo apta para todos los públicos. 
Los centros ecuestres de Saint-Lyphard, de Kerdando en Guérande, La Champagne en Saint-Molf, entre otros, proponen salidas para conocer este fabuloso entorno de la mano de profesionales. Excursiones, paseos, toma de contacto… ¡hay muchas opciones donde elegir!

Observa, escucha... ¡y pesca! Dentro del parque natural hay lagos dedicados a la pesca. Como los lagos de Platanes y Perno, las marismas de Grande Brière en Missillac o los lagos de Saudun en Guérande.

Una gran diversidad de visitas, formas arquitectónicas…

A pie o, si quieres, en un coche de caballos, no te pierdas los rincones más bonitos de Brière. 
Numerosos dólmenes –Kerbourg, Barbière, Roche au loup–, coquetos jardines –Maris, Caves–, los impresionantes astilleros de Saint-Nazaire, un espacio de interpretación del patrimonio arquitectónico tradicional de Briéron en una choza típica, o el pueblo de Kerhinet íntegramente restaurado según la arquitectura tradicional. Y sorpresa, ¡aún hay más…! 

¡A disfrutar!