Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Los puentes del Loira


 

Más de 40 puentes franquean el Valle del Loira. A partir del s. XIX fueron multiplicándose, resistiendo a los caprichos del Loira. De piedra, hierro u hormigón, a base de celosías, colgados o atirantados... todos estos puentes comunican las ciudades y tierras del Valle del Loira y ofrecen otro punto de vista diferente del real río. ¡Descúbrelos! 

 

Los puentes del Loira, reflejos de la historia

 
En Beaugency, el puente más antiguo del Loira (s. XII) enarbola 23 elegantes arcos a lo largo de 400 metros. El tercer arco albergaba en otros tiempos la capilla de Santiago, lugar de acogida de peregrinos. En Blois, el puente Jacques Gabriel es el último puente de arco sobre el Loira.

Otros puentes ofrecen unas vistas maravillosas de los Castillos del Loira, como el puente de Chaumont-sur-Loire, el puente Cessart de Saumur o el puente Maréchal Leclerc de Amboise, que atraviesa la isla de Oro.

Único en su especie, el Puente Canal de Briare une dos canales: el Canal Lateral del Loira y el Canal de Briare. Una impresionante obra arquitectónica de hierro y piedra de 662 metros de longitud, por la que circulan barcos de recreo.

 

Los puentes del Valle del Loira, gran diversidad arquitectónica

 
El puente de Saint-Florent-le-Vieil fue uno de los primeros puentes atirantados del s. XX, mientras que los puentes de Chalonnes-sur-Loire y Montjean-sur-Loire constituyen un perfecto ejemplo antecesor de los puentes suspendidos.
 
Los llamativos puentes de celosías están también muy presentes, como el puente ferroviario de Saumur, el puente de Varennes-Montsoreau y el puente de Saint-Mathurin-Sur-Loire.

El Valle del Loira también cuenta con puentes muy contemporáneos como el puente de Saint-Nazaire, de 60 m de alto y 3356 m de largo. Este franquea el Loira para llegar hasta Saint-Brévin. Al cruzarlo, disfrutaréis de una de las vistas más impresionantes del estuario y los barcos en construcción situados un poco más abajo. En Orléans, el Puente de Europa también es otra mole de acero.

Menos visibles, pero no por eso menos interesantes, son los vestigios de puentes antiguos y medievales deTours, Candes-Saint-Martin y Blois.