Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Lugares para observar la fauna y flora del Loira


Con su fauna y flora excepcionales, el Valle del Loira es un lugar de paso de aves migratorias. El Valle del Loira nos invita a descubrir una naturaleza sin paragón desde diversos puntos de observación: bosques majestuosos, estuario, lagos y extensas marismas... hogar de una gran diversidad de pájaros.
¡No olvides traer tus prismáticos!
 

Observar la gran biodiversidad de lagos, lagunas y marismas del Valle del Loira


En el Étang de Beaumont, en Neung-sur-Beuvron, numerosos pájaros viven entre lirios y arañas de agua. Aprende a reconocerlos en el observatorio ornitológico gracias a sus paneles explicativos, durante todo el año y en acceso libre. La laguna es hogar de la garza real y el pato azulón durante todo año, pero hay otras especies que solo llegan aquí en una determinada estación, como la gaviota reidora o el archibebe común en otoño, y el zampullín cuellinegro en primavera... ¡Observa cómo este transporta a sus crías sobre su lomo! La visita puede hacerse de la mano de un guía, la opción ideal para adentrarse en este fabuloso ecosistema.

En el Étang du Ravoir, en Ouzouer-sur-Loire, pueden observarse a las águilas pescadoras merodear sobre el Loira... ¡en busca de peces incautos! Estas rapaces típicas de los bosques de Orléans apenas se alejan del real río. Desde la cabaña de observación, pueden verse sus nidos en la copa de los árboles ¡a unos 30 metros de altura! Un vertiginoso espectáculo completado por fichas lúdicas explicativas. Lo ideal es visitar el lago un domingo y con buen tiempo... ¡servicio de guía gratuito!

270 especies de aves solo en el Lac de Grand Lieu, segunda reserva ornitológica de Francia después de la Camargue. También cuenta con un observatorio ornitológico (La Chevrolière), desde el que pueden observarse especies como el gaviotín negro o la cigüeñela común, por solo citar algunas. El lago, abierto de mayo a octubre, ofrece visitas comentadas (de pago) todos los fines de semana, y también entresemana previa reserva. Merece la pena la Maison du Lac, en Bouaye, con un pequeño centro de recepción, un camino ecológico y una terraza de observación.

Parada final en la gran reserva ornitológica Pierre Constant, dentro del Parc Naturel Régional de Brière. Un camino pedestre de 1,5 km salpicado de observatorios, desde los que observar la bulliciosa vida de las marismas... Un impresionante ecosistema acuático escondido tras estas grandes extensiones de agua y juncos. Los paneles de información constituyen una valiosa ayuda para identificar todas las especies vegetales y animales (insectos, reptiles y pequeños anfibios) que aquí cohabitan .  

Muchos otros lagos y lagunas disponen de observatorios dignos de interés: Étang des Levrys en Nouan-le-Fuzelier, Lac de Pincemaille, también conocido como Lac de Rillé (observatorio LPO) o el observatorio de la Réserve de Malzoné, en Millançay.
 

Fauna y flora de los bosques del Valle del Loira


En Nibelle se encuentra la colina de Caillettes, punto culminante del bosque de Orléans. Subir los 150 peldaños hasta su mirador tiene recompensa: desde sus 24 metros de altura, la plataforma ofrece una impresionante vista del macizo de Ingrannes. Un tablero de orientación informa sobre el bosque de alrededor, habitado por castaños, fresnos, robles y pinos laricios de Córcega. Pero, para una experiencia sublime, lo ideal es acudir a primera hora de la mañana y asistir al despertar de la naturaleza. Con un poco de suerte, pueden verse las tres especies de águilas presentes en el bosque de Orléans: águila calzada, águila culebrera europea y águila pescadora.

Otro lugar en el que observar la naturaleza es el Domaine National de Chambord. Sus 5540 hectáreas esconden no solo un magnífico castillo, sino también numerosos observatorios desde los que espiar, bien escondidos en el bosque, a ciervos, jabalíes y zorros, pero también pájaros, murciélagos, libélulas o salamandras. 

Más allá de estos observatorios, también existen en el Valle del Loira numerosos senderos propicios a la observación de animales, en particular en el Parc Naturel Régional Loire-Anjou-Touraine. 200 especies de pájaros identificadas, sin contar otros pequeños animales con los que quizás tengamos la suerte de cruzarnos: garduñas, erizos, ardillas, libélulas...