Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..
No muy lejos de Chinon, el Castillo de Rivau cultiva su diferencia con un toque de excentricidad… La fortaleza medieval despliega un mundo mágico en el que todavía resuenan los pasos de los caballeros y las damiselas, de los cascos y los destreros. Jugando con efectos especiales, la escenografía desenrosca el hilo de la Historia entremezclando lo fantástico y lo real. Desde sus dependencias góticas hasta sus caballerizas y poéticos jardines, el Castillo de Rivau nos invita a una experiencia absolutamente encantadora.
¡Nunca el patrimonio había estado tan vivo como en el Castillo de Rivau! La antigua fortaleza medieval se ha servido de sus antiguas dependencias y su infinidad de jardines para ofrecer una experiencia mágica en todos los sentidos. Sus alegres y originales propietarios han sabido transformar Le Rivau en un castillo de cuento de hadas.

Construido en 1420, el castillo fue la dote de Anne de Fontenay para Pierre de Beauvau, gran chambelán de Carlos VII. El rey le dio su permiso para fortificar el edificio medieval que ya contaba con una sólida reputación debido a los destreros que en ella se entrenaban. De hecho, Juana de Arco y sus compañeros se acercaron hasta el castillo para recoger los caballos que utilizarían para liberar Orleans. Pierre de Beauvau mandó entonces edificar una auténtica fortaleza con garitas, fosos y matacanes, un puente levadizo y un camino de ronda, todos ellos elementos típicamente medievales. Su descendiente, François de Beauvau, tomó el relevo construyendo unas espléndidas caballerizas, las primeras en incluir ornamentos. 

El exterior del castillo resultaba impresionante, si bien sus interiores eran más acogedores y reflejaban la finura de las residencias de recreo. Las diferentes generaciones de Beauvau siguieron al frente del castillo, no muy lejos de Chinon, patria del ilustre François Rabelais. El escritor menciona Rivau en Gargantúa: «ya que Gargantúa ofrece el castillo de Rivau al capitán Tolmère, en forma de recompensa por sus victorias en las guerras pricocholinas». En el s. XVIII, el castillo fue adquirido por el marqués Michel-Ange de Castellane, señor de Villandry, al que sucederían varios propietarios hasta el s. XX, cuando el castillo pasó a manos del escultor Alphonse de Moncel de Perrin. Este consiguió que el castillo fuera declarado Monumento Histórico en 1918. 

A finales del siglo pasado, una pareja de «magos» ocuparon el lugar transformándolo en un castillo extraordinario, como esos que aparecen en los cuentos de hadas. Desde las monumentales chimeneas góticas hasta los techos pintados, el interior del castillo fue completamente remodelado y dispuesto en torno a una escenografía teatral. Todo el entorno sonoro del castillo revive los tiempos de los señores, los torneos, los banquetes y los músicos, un espectáculo que cobra protagonismo en las caballerizas gracias a las proyecciones audiovisuales. Otro efecto mágico del castillo: entre la colección de trofeos de caza se han colado obras contemporáneas que arbolan con mucho humor un nuevo arte cinegético. Pero si hay algo mágico en el Castillo de Rivau, esos son los jardines. La realidad da paso a la poesía de los cuentos de hadas en un mundo botánico fantástico
No te puedes perder...

Jardines de cuento de hadas

Los jardines de Rivau dan rienda suelta a la imaginación inspirándose en los cuentos y leyendas más extraordinarios. El arte contemporáneo se mezcla con la naturaleza para componer 14 mágicos lienzos que narran cuentos fantásticos. Grandes y pequeños creerán estar en un sueño.
Seguir leyendo
Tesoro escondido

Conservatorio de la Rosa Olorosa

La rosaleda del Castillo de Rivau se diferencia del resto porque sus flores han sido seleccionadas por su calidad aromática.
Seguir leyendo
Insólito

Las caballerizas reales

Las magníficas caballerizas del Castillo de Rivau fueron construidas en el s. XVI, lo que las convierte en las más antiguas de Francia.
Seguir leyendo
Las últimas novedades del castillo
Información práctica

CHATEAU ET JARDINS DU RIVAU

Fermé en ce moment
+ todos los horarios
+ todos los precios
A partir de 11€ /  persona
Qualité TourismeJardin remarquableDémarche d'excellence grands sitesVignobles et DécouvertesEscapades aux jardins
Reservar online
¿Qué ver en los alrededores?
Cómo llegar
El Castillo de Rivau se encuentra a 15 minutos en coche de la estación de Chinon, a la que se llega desde París-Montparnasse en 2 h 30. Chinon está a 2 horas y media de París por carretera (A10). También puede llegarse al castillo por la A85. El castillo se encuentra además a 50 minutos de Tours, cuyo aeropuerto tiene conexiones con Portugal, Irlanda, Gran Bretaña y Marruecos.

Tu recorrido