Villandry le debe su fama a sus espléndidos jardines franceses que conforman un fantástico lienzo para el último castillo del Loira construido en el Renacimiento. El nombre de la familia Carvallo está estrechamente ligado a la historia de este lugar, pues gracias a ellos podemos admirar ahora su belleza original. Los jardines envuelven a los visitantes con una apacible sensación de regocijo, quedando subyugados por la elegancia de Villandry. Un lugar que merece respeto por toda la atención con la que se conservan el patrimonio y el entorno.
La belleza de los jardines de Villandry es de sobra conocida, pero por muy advertidos que estemos, es imposible no maravillarse ante su esplendor. El Dominio de Villandry, obra reconstruida por la familia Carvallo, sigue siendo el legado más admirable de las artes renacentistas.
 
En 1532 el entonces ministro de finanzas de Francisco I, Jean Le Breton, pasa a ser el propietario de las tierras de Villandry. Manda destruir la antigua fortaleza, excepto el torreón, para construir un castillo con jardines a la más pura elegancia renacentista. Sus descendientes conservan Villandry hasta 1754 cuando pasará a manos del marqués de Castellane, que le aportó confort y el estilo neoclásico tan en boga en el s. XVIII. 

Tras haber pasado por numerosos propietarios y haber sufrido incontables modificaciones, el castillo fue adquirido en 1906 por el doctor Joaquín Carvallo, español, y su mujer Anne Coleman, estadounidense. El matrimonio se enamoraría de Villandry y dedicaría toda su energía y fortuna a restaurarlo. A ellos y a sus herederos les debemos la magnificencia actual del castillo y sus jardines. El interior ejemplifica el estilo típicamente francés con curiosidades tan fascinantes como una fuente en medio del comedor y un magnífico techo de estilo hispanomorisco en el salón oriental.

Sin embargo, es el exterior de Villandry, con sus jardines franceses, lo que le ha dado su fama. Cada uno de estos seis jardines es una especie de lienzo vegetal enmarcado por terrazas sucesivas. Los seis tiene un tema y un diseño diferentes. Visto desde arriba, el Huerto Decorativo seguramente sea el más impresionante: sus 9 parcelas forman un tablero de ajedrez multicolor que parece haber sido bordado. Por su parte, el Jardín Ornamental se divide en dos salones en torno a los temas de la música, con sus bojes en forma de harpa, y del amor a través de diferentes alegorías vegetales: corazón, mariposas, abanicos… Y rodeando un estanque en forma de espejo Luis XV, el Jardín de Agua invita a meditar mientras que el Jardín del Sol se presta a la ensoñación. Del laberinto nos llega el sonido de las risas infantiles, pero la calma del Huerto de Simples, donde se cultivan plantas aromáticas y medicinales, es imperturbable. Cada parterre cuenta una historia que envuelve al visitante. 
 
Esta estética remarcable no está reñida en absoluto con la ética puesto que en todo el terreno se practica el cultivo ecológico y sostenible.  La belleza y la dignidad de los jardines de Villandry nos remiten a la visión de Joaquín Carvallo quien decía que el espíritu humano «busca ennoblecer las cosas más simples de la vida».
No te puedes perder...

El huerto decorativo renacentista

Ya en el s. XVI el huerto de Villandry era famoso en todo el reino. Siglos más tarde, recuperó toda su fastuosidad y esplendor gracias a Joaquín Carvallo.
Seguir leyendo
Tesoro escondido

El salón oriental

Cada castillo esconde un tesoro. El de Villandry viene de Oriente, llega hasta el techo y tiene aires de palacio morisco.
Seguir leyendo
Insólito

Un jardín ecológico a la par que bonito

En Villandry no todo es estética: los jardines se cultivan de manera ecológica desde el 2009.
Seguir leyendo
Las últimas novedades del castillo
Información práctica

CHATEAU ET JARDINS DE VILLANDRY

+ todos los precios
A partir de 7€ /  persona
Démarche d'excellence grands sitesEscapades aux jardinsEl Loira en bicicletaJardin remarquableQualité TourismeAccueil Vélo
¿Qué ver en los alrededores?
Cómo llegar
Villandry se encuentra a 15 km de la estación de Tours y de la de Saint-Pierre-les-Corps, ambas accesibles desde Paris-Montparnasse en 1 hora aproximadamente. En verano hay autobuses disponibles desde Tours hasta el castillo. Villandry está a 2 horas por carretera desde París (A10 y luego A85). El aeropuerto de Tours tiene conexiones con Portugal, Irlanda, Gran Bretaña y Marruecos.

Tu recorrido

En los alrededores del castillo y jardines de Villandry