Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..
A lo lejos se vislumbran su grácil silueta y sus impresionantes torrecillas de pizarra, pero, cuanto más nos acercamos, más mágica se nos antoja la imagen del Castillo de Saumur. El castillo-palacio de los Duques de Anjou fue testigo de incontables aventuras antes de ser declarado Monumento Histórico. Desde entonces, es propiedad de la ciudad de Saumur y es ella quien se está encargando de devolverle todo su esplendor de antes, tal y como lo retratan Las muy ricas horas del duque de Berry.
Encaramado en lo alto de su promontorio, el Castillo de Saumur se erige orgullosamente sobre la ciudad y extiende su prestancia más allá del río. Este magnífico ejemplar arquitectónico de la dinastía Valois parece sacado de un cuento de hadas.

Las primeras fortificaciones del castillo fueron edificadas en el s. X por el conde de Blois, Thibaud el Tramposo. El impetuoso Foulque Nerra no tardará en hacerse con el castillo pasando entonces a ser propiedad de los condes de Anjou y luego de los Plantagenêt, antes de caer en manos reales en 1203 gracias a Felipe Augusto. En el s. XIV, Luis I de Anjou recibió el castillo como infantazgo y lo transformaría en una magnífica residencia principesca, tal y como aparece representada en la famosa miniatura de Las muy ricas horas del duque de Berry. Se construyeron nuevas dependencias y se elevaron las torres y las cortinas, ensalzando de paso las alturas de las chimeneas, los frontones y los miradores. Durante el reinado de Renato el Bueno, el castillo volvió a ser restaurado: la capilla se reforma por completo y se le añade un oratorio privado. El príncipe poeta embellecerá los interiores del castillo para recibir a su corte con el boato que tanto gustaba. A la muerte del monarca, el Castillo de Saumur cayó en el olvido durante casi un siglo hasta el día en que la ciudad fue cedida a los protestantes. 

El nuevo gobernador, Philippe Duplessis-Mornay iniciará entonces un proyecto de restauración. Mandará construir las fortificaciones actuales para proteger el castillo y renovará la mayor parte de sus aposentos. Esos fueron los últimos años de ostentación del castillo: a partir del reinado de Luis XIV, cumplirá una función mucho más austera. Hasta 1889 el castillo sirvió de cárcel y de depósito de municiones, lo que repercutirá enormemente en su aspecto. El Estado venderá el castillo al municipio de Saumur a principios del s. XX, encontrándose ya parcialmente desfigurado. El ayuntamiento emprende entonces su renovación y, tras finalizar el ala septentrional, instala en su interior el museo municipal y el museo del caballo. Seguidamente el castillo sufre los tormentos de la Segunda Guerra Mundial y, en el 2001, el desplome de una parte del bastión norte. En el 2007 se inaugura el nuevo bastión, pero Saumur no tiene la intención de detenerse aquí, sino que prosigue sin descanso los trabajos de restauración con el único objetivo de devolver al castillo el esplendor de Las muy ricas horas del duque de Berry. No hace mucho los habitantes asistieron a la colocación del pináculo dorado sobre la torre sur, una copia exacta del legendario manuscrito iluminado.
No te puedes perder...

Las colecciones del castillo

Desde hace más de un siglo, el castillo es la sede de las colecciones del Museo Municipal y del Museo del Caballo. Ambos cuentan entre sus piezas tesoros nacionales que ofrecen un panorama artístico y artesanal de lo más apasionante sin salir del recinto del castillo.
Seguir leyendo
Tesoro escondido

Las doraduras del pináculo

El Castillo de Saumur se ha propuesto recobrar su antiguo esplendor, ese que retrataron "Las muy ricas horas del duque de Berry"…
Seguir leyendo
Insólito

Renato el Bueno

¿Acaso ha existido un monarca más atípico que Renato el Bueno? Erudito e imprevisible, amante de las artes y de los placeres de la vida… Renato I de Anjou dejó su singular impronta en los condados en los que gobernó.
Seguir leyendo
Las últimas novedades del castillo
Información práctica

CHATEAU DE SAUMUR

Vignobles et Découvertes
¿Qué ver en los alrededores?
Cómo llegar
El castillo se encuentra a 5 minutos a pie de la estación de trenes de Saumur.
Saumur está a 2 horas y 20 minutos de París-Montparnasse, con correspondencia en Tours o Angers (tren regional hasta Saumur).
Por carretera, Saumur está a 3 horas de París y 4 de Burdeos.

Tu recorrido

En los alrededores del castillo de Saumur
29 min + Ir
1h 19 min + Ir
10 min + Ir
13 min + Ir