Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Dos días para descubrir los jardines del Valle del Loira

A imagen de sus castillos, los jardines reales del Valle del Loira son majestuosos. Parte a descubrir, a lo largo de dos días, los emblemáticos jardines de los castillos de Cheverny, Chaumont-sur-Loire, Chenonceau y Villandry.
 
Día 1
 
Por la mañana: jardines del Castillo de Cheverny
Tu viaje botánico comienza en el Castillo de Cheverny. Su parque a la inglesa alberga árboles con varios siglos de antigüedad, como tilos, cedros o secuoyas. Para descubrir esta zona forestal en plena armonía con la naturaleza, súbete a bordo de un barco o de un coche eléctrico y déjate guiar.
 
Luego, debes visitar el huerto, que cuenta con numerosas flores y verduras. Resplandeciente en cualquier época del año, rinde homenaje a su creadora, la marquesa de Vibraye.
 
Entre el castillo y el invernadero, tampoco debes dejar de visitar el jardín de los aprendices. En el mismo lugar de este huerto ornamental antaño había un jardín a la francesa.
 
A mediodía: restaurante o picnic a orillas del Loira
Tras esta escapada, nada mejor que realizar una pausa para comer. Dispones de varias opciones. En Chitenay, a 15 minutos de Cheverny (7 km), se encuentra l’Auberge du Centre
 
Si no, escoge un poco más lejos uno de los restaurantes de la Propiedad de Chaumont-sur-Loire (35 min – 25 km).
 
Si prefieres un picnic, encarga una cesta con comida en Aux caprices de Cellettes (20 minutos – 11km), a saborear a orillas del Loira.
 
Por la tarde: jardines del Castillo de Chaumont-sur-Loire
A continuación, dirígete hacia Chaumont-sur-Loire, a 40 minutos de Cheverny (26 km). Su Castillo, que fue propiedad de Catalina de Médicis, alberga unos jardines fabulosos.
 
La época del año más propicia para visitarlos es de abril a octubre, con motivo del Festival Internacional de los Jardines. Durante este periodo, una treintena de paisajistas de todo el mundo da libre curso a su imaginación para crear unos jardines sorprendentes, alrededor de un tema diferente cada año.
 
Cena y noche en Amboise
A la hora de la cena, dos establecimientos en Amboise (a 30 minutos / 18km de Chaumont-sur-Loire) te encantarán: Chez Bruno o l’Épicerie.
 
Y para pasar la noche, otras dos direcciones, también en Amboise. La primera, un hotel restaurante en pleno centro de la localidad: Le Clos d’Amboise. Si no, puedes elegir una opción más atípica: pasar una noche en una cabaña con jacuzzi en el Manoir du Parc.

Día 2
 
Por la mañana: jardines del Castillo de Chenonceau
Desde Amboise, dirígete al Castillo de Chenonceau, a 25 minutos de Amboise (13 km). Este emblemático Castillo de color blanco se refleja en las aguas del río Cher y surge como un espejismo.
 
Tras visitarlo, parte a descubrir sus jardines, profundamente arraigados en la tradición francesa. A admirar: el fabuloso parterre del Jardín de Diana de Poitiers (con 12.000 m2), el Jardín de Catalina de Médicis, el laberinto, Jardín Verde y el Huerto de Flores.
 
A mediodía: comida en Villandry o en Veigné
Para comer, te proponemos dos opciones. La primera es La Doulce Terrasse, restaurante del Castillo de Villandry, a 40 minutos de Chenonceau (50km).­­­
Para una comida más gastronómica, date un homenaje en el Domaine de la Tortinière en Veigné, a 35 minutos de Chenonceau (36 km).

Por la tarde: jardines del Castillo de Villandry
Tras la comida, tienes una cita en el Castillo de Villandry, a 40 minutos de Chenonceau (55 km) o a 25 minutos de Veigné (30 km). Varios elegantes jardines a la francesa te esperan. Repartidos en tres niveles, podrás admirar cada una de las terrazas que forman el huerto, el jardín de agua y el jardín ornamental (a su vez dividido en varios salones de vegetación, entre ellos los jardines del amor).
El espléndido huerto se articula alrededor de nueve parcelas de flores y verduras diferentes. Ofrece una ilusión perfecta de un damero multicolor.
Tampoco dejes de recorrer el amplio laberinto de la propiedad, completamente cubierto de arbustos de carpe.
Para disfrutar de unas vistas incomparables de todos estos jardines armoniosos, sube hasta la azotea.
 
Final del día: regreso a París
Para regresar a París en coche, calcula 2h30 desde Villandry (269 km). Si has venido en TGV (tren de alta velocidad), dirígete a la estación de Tours, a 25 minutos en coche (16 km). A continuación, calcula 1h15 de trayecto.
 
 
Sugerencias de actividades en los Castillos