Cerrar
www.valdeloire-france.com utiliza cookies para mejorar su navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso..

Los Castillos del Loira que no te puedes perder este otoño

Las hojas adquieren un color dorado, el suave sol del otoño ilumina las fachadas de los castillos de Loira, las calabazas pueblan los jardines... ¡El momento ideal para pasear por los Castillos del Loira!​

De paseo por el Castillo de Sully-sur-Loire 

En el Castillo de Sully-sur-Loire te espera un agradable paseo. Con sus torres y fosas de palacio de cuento, la residencia del Duque de Sully, ministro del rey Enrique IV, esconde un acogedor interior renacentista. En la segunda planta, la bóveda de madera de finales del siglo XIV es impresionante, al igual que su camino de ronda y las vistas que ofrece del entorno. En este periodo del año, pasear por el parque es una experiencia particularmente agradable. Disfrutarás de una perspectiva diferente del castillo en medio de los árboles vestidos con sus mejores galas otoñales.
 

De paseo por el Castillo de Cheverny

Te encantarán las hermosas fachadas blancas del Castillo de Cheverny. Este castillo, que siempre ha estado habitado, pertenece a la misma familia desde hace más de seis siglos. De una estancia a otra, déjate envolver por su ambiente cálido y admira su magnífico mobiliario. Antes de visitar la exposición permanente "Los secretos de Moulinsart" donde te esperan Tintín y sus amigos, da una vuelta por el extenso parque del castillo. El bosque puede recorrerse en barco o coche eléctrico para contemplar el magnífico entorno vegetal formado por cedros, secuoyas y tilos. Continúa el paseo por el colorido huerto floral del castillo.
  
   

De paseo por el Castillo de Chambord

Rodeado por un inmenso parque forestal de 5440 hectáreas, el Castillo de Chambord resplandece entre los colores del otoño. Recorre sus incontables estancias y no te pierdas la famosa escalera de doble hélice por la que dos personas pueden subir de cada lado sin nunca cruzarse. La escalera te conducirá a las terrazas, con una increíble panorámica del dominio y de los jardines franceses que se extienden a los pies del castillo. Luego da un paseo por el parque: 15 kilómetros de carril bici y muchas sendas para explorar la fauna y la flora del lugar. Detente en los diferentes puntos de observación. Con un poco de paciencia y silencio quizás puedas avistar a alguno de los muchos animales que pueblan el bosque.
 
 

De paseo por el Castillo de Chaumont-sur-Loire

Desde el 19 de octubre hasta principios de noviembre, el Castillo de Chaumont-sur-Loire se viste con los colores del otoño. Calabazas de todas las formas y colores inundan los dominios del castillo. Así como las hojas de los árboles con sus colores otoñales y las hortalizas de temporada. No te pierdas el espectáculos de estos Esplendores otoñales. Una fantástica oportunidad para visitar además el Festival Internacional de Jardines y dar un paseo por treinta "Jardines del paraíso", tema de la edición de 2019. El castillo y el parque acogen también las obras de artistas invitados con motivo de la programación artística “Saison d’Art”.
 
 

De paseo por los jardines del Castillo de Villandry

En este periodo del año, los colores de las cucurbitáceas y hortalizas de temporada son las protagonistas del famoso huerto decorativo de los jardines de Villandry. Las hortalizas se entremezclan en armonía con una infinidad de flores de otoño. Las 9 parcelas idénticas ofrecen a cada cual un espectáculo más hermoso. ¡Un auténtico placer para la vista! Los dos salones del Jardín Ornamental, el Jardín de Agua, el Jardín del Sol y el Huerto de Simples completarán esta exploración colorida y florida. Antes de visitar el Castillo, acércate al mirador situado en el bosque encima del jardín para una perspectiva diferente.
 

De paseo por el Clos Lucé

El bonito Castillo de Clos Lucé fue la morada de Leonardo da Vinci durante los tres últimos años de su vida. Por invitación de François I, el genio italiano trabajó en diversos proyectos para el rey hasta su muerte el 2 de mayo de 1519. Durante la visita conocerás muchos de sus inventos. Y, gracias a animaciones 3D y maquetas, podrás hacerte una idea más completa de sus investigaciones. Los talleres recrean a la perfección el ambiente de estudio en el que se sumía Leonardo todos los días. Y en el extenso parque del castillo, podrás poner en marcha máquinas gigantes construidas a partir de sus diseños, como el tornillo aéreo, el carro de combate o la rueda de ardillas.

  
 

De paseo por el Castillo de Langeais

Del lado de la ciudad, el Castillo de Langeais tiene aspecto de fortaleza medieval. Tanto es así que para entrar en él hay que cruzar un puente levadizo en perfecto funcionamiento. Los altos muros, los matacanes y el camino de ronda no hacen sino subrayar este carácter austero. Sin embargo, del lado del patio, se erige una elegante fachada con ventanas geminadas. Este castillo del Loira fue testigo del matrimonio de Carlos VIII y Ana de Bretaña que supuso la anexión de la Bretaña al reino de Francia. En el parque, el torreón de piedra de Foulques Nerra es uno de los más antiguos de Francia. Además, gracias a un andamio y diferentes sistemas de carga, aprenderás cómo se construía en el año 1000. 
 
 
Y aún te queda mucho por descubrir en los Castillos del Loira...